Thursday, August 30, 2007

DE BOCA A BOCA

I
Es esta una colina blanca con pingüino.
Colina en boca de escenario,
boca de ensayo
en las constipadas narices del verano,
con pingüino.
Boca que se auxilia de lengua,
de huecos y dientes carcomidos,
de ungüento sagrado que saliva,
entre improperios los supuestos cantos,
de la nueva vida.
II
Pasajera ilusión con fumarola es esta boca,
humo que en son de guerra invade la caverna,
en la cual se refugian soñolientos corazones,
que huyen sin saber porqué.
Boca que acomoda sus labios en la trinchera,
los frunce con latidos prestados por el miedo,
al tiempo que todos parten por comida,
siguen como pichichos a la muerte,
cuyo olor ensucia oasis con arena.
Tal si fuera anguila en tiempo de sequía,
he aquí haciendo trampas el tubo digestivo,
en plena travesía desprendido,
entre la diminuta ellis
y el mar de sargazos allende las antillas.
III
En esta fiesta entorno a pieles,
asidas con estacas al oxidado pasto de la hierba,
un mozo en blanco con manjares
atiende otra boca dispuesta sobre plato;
boca muerta con mantel debajo,
con cinc debajo que se abre en grietas,
con banco + debajo tal si fuera trono,
conciencia,
que en el ano hormiguea de acólitos y obispos.
En la cresta de un suspiro y boca abierta,
es esta colina + pingüino
tira con drama que se corta y re corta,
se tuesta en maní con caramelo,
según el dueño del diario que se apila,
en la madrugada entre canillitas.
IV
Para entronizar aún + el torvo escrúpulo del alma,
con voz de mujer adolescente,
después,
entre susurros,
se dijo al ejército de soldaditos,
ataviado con peluche de sombra y arboleda,
que habrá siesta hasta el amanecer.
He aquí abjuraciones vomitadas
en agujero de la tierra que re vive
y sin querer es gólgota,
entre otros cráneos rapados hasta el hueso;
gólgota carpido y re carpido
en el dócil escarpe de este mundo,
expuesto a la invasión del bisturí cosmético;
gólgota con palacios
por encima de la calva construidos,
y es ya demasiado tarde,
para rescribir la historia guardada en su mochila;
gólgota con raíces de higuera por debajo,
muertas de miedo.
V
He aquí una colina blanca
que ha vuelto a ser colina,
sin pingüino;
éste en adelante será un dato,
taxonómico,
clasificado en vidriera para enhiestas criaturas,
en apariencia vivas,
taxidérmicas.
He aquí boca de escenario abandonada
porque a hacer boca todos se habían ido;
en la trinchera tan sólo hubo saliva
remojando hebras de tabaco,
pegoteadas en la redondez de labios
que tan sólo saben,
el lenguaje de los sueños.
VI
No importa cuantos duendes en ese bosque hubo,
cuantas calaveras.
No importan las crucifixiones,
ellas son sangre en los harapos de la brisa,
in apariencia.
He aquí una boca de escenario
en el medioevo de este mundo,
con teclado,
charanga y pandereta;
sitio de retiro hollado por turutas con corneta,
puestos allí para cuidar zancos
y zapatos claveteados,
clavos de oro y plata
hundidos como pitas en cuero carmesí,
pertenecientes a gente vinculada al golf,
mezclada con turistas y señores aprendices,
provenientes de la embajada en este suelo del japón.

12 comments:

miguel said...

Xavier no se imagina lo que me gusta encontrarme un comentario suyo en mi página. Y sabe el porqué? Porque creo que es usted lo que yo pretendo en esta vida, una persona que jamás deja de cuestionarse y gracias a eso jamás deja de crecer.

Su gente, tiene que dar gracias por tenerle cerca, usted enriquece con su presencia. Téngalo siempre en cuenta

mia said...

Xavier querido:
No sé qué decirte de lo que a través de tus sentimientos impresos en tu espacio,nos haces sentir.
Eres como las estrellas que dan su luz y nunca sabremos porqué,como el sol,como la luna como todo lo que recibo sin saber porqué!
Eres como las cosas más bonitas que ocurren en la vida,eso que ganamos sin merecer,algo que se aprieta con miedo a perder.
Tu derroche de intelectualidad con tu sensible y profunda manera de ver,sentir y ofrecer nos agazaja profundamente.
Mía te abraza y agradece
P.D.Te he dedicado un post que debes mirar....

Cynthia Harte said...

No importa cuantos duendes en ese bosque hubo,
cuantas calaveras.
No importan las crucifixiones,
ellas son sangre en los harapos de la brisa,
in apariencia.
He aquí una boca de escenario
en el medioevo de este mundo,
con teclado,
charanga y pandereta;.."

Epilogo perfecto,boca con mil bocas,con mandibulas rotas,con salivas de espanto y asoc que chorrea baba sobre la vidriera social que cierra la boca viva con rouge barato,y bocanadas de smog.
Excelente trabajo,fuerte,intenso,que lla y se instala alli,donde se supone esta la boca del esotmago.
Un abrazo Xavier,que las hadas le acompañen,espero saber pronto la fecha de presentacíon de su libro,será un honor esta alli.

"

Mar-Ter Ló-Do said...
This comment has been removed by the author.
Mar-Ter Ló-Do said...

DE BOCA A BOCA
me ha dejado asombrada, pero ¿qué serían las bocas sin la lengua? y al decir lengua me refiero a dos, la que resbala por los conceptos y la de carne. saludos, pues y hasta pronto

Una de las Moiras...¿O Gorgona? said...

No hay bocas.
solo saliva solo.
desde ahí las interconexiones, las palabras cruzadas y las intenciones diferidas. que entonces, deliciosa se vuelve la palabra

ItoCuaz said...

Xavier. Acá ando retornando la cortesía que tuvo de visitar mi página. Y bueno, ¿qué comentario podría hacer yo a su poesía? Creo que todos los comentarios sobran, lo que le puedo confesar es que he leído algunos de sus poemas en voz alta. Ha sido una experiencia fantástica!

Saludos departe de un cuenta cuentos mexicano que, de vez en cuando, de repente, e improvisando, se atreve a escribir poesía

Valentín said...

Escelente poema Xavier. Es magnífico volver de vacaciones, y reencontrarnos con sus palabras recias, que tantas bellas imágenes nos regalan.
Un abrazo

Llave maestra said...

Xavier: da tanto gusto, toparse con tu destreza... de vida, de poesía, de animal despierto.

Abrazos,

Nora

Alma de Cantaro said...

Muchas gracias Xavier por sus comentarios, yo he visitado su pagina en varias ocasiones porque mantengo una complicidad con su tierra.
Le dejo un saludo sincero.

Maria

lully, Reflexiones al desnudo said...

Qué más boca querido Xavier que la tuya para expresar la naturalidad y sentimiento aquí escritas.
"No importan cuantos duendes en ese bosque hubo"... Suspiro por ello.
Un abrazo cálido con lluvias de alegría saludable!

angel said...

Hermoso poema, lleno de guiños diversos. Lo he leído varias veces. Grracias.