Thursday, March 29, 2007

CUANDO HUYE EL DÍA

I
Como un niño que habiendo correteado se cansa
y en medio del salón con sueño,
procura reiniciar abandonados juegos,
así su andar por objetos y perfiles
deshace la tenue luz del día.
Quitándose retrocede hacia la recámara en la cual,
en el hormiguero ·desova· la reina entre cuidados.
En un efecto de balanza,
a semejanza de una joven aún convaleciente
que da pasos lentos e inseguros,
desmáyase en el portal trasero de la casa
despuntándose su piel de blanquecino nácar;
efluvio de inocencia en el patio,
es sorprendida por el arrebato de vilanos en manada,
ociosos y molestos que le raspan destellos
sembrando sombrajos en su seno.
Exhausta ya,
en la borrosa esquina tras la cual parten dos senderos,
la socorre alguno encendiendo una lámpara votiva.
Más lejos,
en la corraliza,
el belfo del toro de gotitas se aceita,
esparce en derredor translúcido vapor con arco iris,
que amarrándose a las flámulas del viento
de una manera no humana celebra,
entre fango,
serrín,
siluetas y pisadas los adioses de la tarde,
trémolos como agua en los rizos del cauce
de río que se aleja.
II
He aquí,
trepada a un escenario que se puebla de sombras la noche,
acústica a causa de fragores en las copas de los árboles.
Todo dispuesto por los ojos del alma,
enmarañada de capullos en los cuales,
sobre sus pechos se reacomodan los gorriones,
escápulas con tic-tac
echadas al mórbido cuello de la seroja,
sostén de nidos y plumones.
III
Como nada a sí mismo se parece,
he aquí la opaquez de un espejo
para asistir al eco de piar con despedida,
sorpresa y dolor en el vuelo que breve se contiene,
en el inexorable trayecto hacia el reino de lo quieto,
de cuyo punzar cuelga un estilete,
ajeno,
perteneciente a la febril arritmia humana.
IV
Habrá a raíz de estas y otras aventuradas circunstancias,
temblor general de última hora,
que hasta el amanecer pospondrá movimientos.
Ello ha de ocurrir cuando por detrás de una calle,
en el confín del pueblo,
el tren nocturno silbe.
Enroscado hasta el infinito es mariposa
que abandona su crisálida.
Carro huraño deslizándose + allá de la arboleda,
con lámpara de acetileno ajustada al bajo vientre,
torpe en el destello amarillento
hacia el adormecido centro de la tierra.

texto con modificaciones- pág. 70 de “Cuando huye el día”
2003-Editorial Nordan-comunidad



8 comments:

Llave maestra said...

Querido hermano uruguayo: agradezco su visita y palabras de aliento para mi poesía en la calle. Ha sido un placer visitar-leer su blog y saber que la poesía tiene buena salud y buena vida por toda América!
Saludos,
Nora Méndez

vera said...

querido amigo, qué dulce comentario me ha dejado usted. me ha gustado mucho la respiración de sus poemas, nunca pensé que me iba a leer una persona de tan lejos y de otra generación, me causó mucha ternura.
yo admiro mucho a gente como zitarrosa u onetti, así que siempre me emociona mucho contactar con gente oriental.
saludos rioplatenses.

ArtepoéticA Colectivo-Taller said...

Me quito el sombrero ante escribano tan certero,
que con alevosía y brío corralero,
condona deudas del alma tuya y mía,
en este blog uruguayo de poesía.

LOBO

gonzalo_tenerife said...

un saludo tiempo sin estar por aqui y como veo me perdi cosas realente buenas te dejo mi saludo mas cordial y que no decaiga......otra cosa si me das permiso un dia pongo audio a unos de tus poemas y lo publico en mi blog espero tu respuesta gracias reitero mi saludo desde estas islas canarias......

Cynthia Harte said...

Querido poeta ,ha sido un honor para mi poder leer sus letras,tan personales,tan llenas de diario vivir,lo cotidiano se expresa en sus letras con verdadero arte poetico.
Realmente me ha justado muchisimo su trabajo,y seguire leyendolo.
Estoy a sus ordenes maestro.

Salvia Deserta said...

Estimado Xavier, escribe con una delicadeza extrema. No soy entendida en poesía pero leer la suya se convierte en una acaricia.

Saludos

Salvia Deserta

Meline said...

Hola Artigas como esta? la verdad que es un placer como siempre poder disfrutar de tus poemas. Le queria contar que estoy tomando literatura hispanoamericana, hacia mucho que no tenia clases en español no sabe como la estoy disfrutando y como lo tengo presente a usted, como me gustaria que usted estuviera cerca para poder comentar algunas cosas.Me encantaria que ella pudiera leer sus poemas, es especialista en literatura rioplatense y tiene profunda admiracion por nuestra literatura y nuestros artistas. Pero quizas se le esta escapando un muy buen poeta que seria muy interesante que conociera.

GrupoConestabocaenestemundo said...

Pero claro que si Xavier que nuestra amistad seguira a pesar de las horas gastadas en la orfrebre tarea de capturar la palabra.Reescribir el eterno y unico poema que nos habita.
Este tuyo en particular es de hipnotoca belleza, demora en sus pliegues la noche donde asoma su aura como una herida de luz ambarina,suspendida en el sopor del dia que agoniza como los juegos en el jardin de los asombros,y crece y crece como la luminosa penumbra de una habitacion anonima.
que este bien y proximo su libro, besos rioplatenses